Derecho inmobiliario


Read in English

Muchos estados han basado sus leyes de derecho inmobiliario en la Ley residencial uniforme de propietarios e inquilinos (URLTA, Uniform Residential Landlord and Tenant Act) y en el Código residencial modelo de propietarios e inquilinos (Model Residential Landlord-Tenant Code). Las leyes estatales comparten algunos principios generales del derecho inmobiliario, como el derecho contractual y el derecho de propiedad que regulan las relaciones entre los propietarios e inquilinos.

Si bien las leyes estatales son las que principalmente regulan los derechos y responsabilidades de los propietarios e inquilinos, las leyes federales también son aplicables a los alquileres residenciales y comerciales. La Ley de derechos civiles de 1866 (Civil Rights Act) y la Ley federal de igualdad de acceso a la vivienda (Federal Fair Housing Act) prohíben la discriminación en el mercado de venta y alquileres de viviendas.

La ley federal prohíbe la discriminación por motivos de:

  • Raza
  • Color
  • Religión
  • Nacionalidad
  • Sexo
  • Edad
  • Incapacidad física
  • Incapacidad mental
  • Situación familiar

Responsabilidades del inquilino

El inquilino debe pagar puntualmente el alquiler conforme a lo establecido en el contrato de alquiler. En caso de no pagar el alquiler, el propietario puede recurrir al juzgado, despues de un periodo establecido por la ley, para proceder al desalojo del inquilino. Durante el proceso de desalojo, el propietario debe acatar las leyes estatales y abstenerse de tomar medidas por su cuenta. "Por su cuenta" se refiere a desalojar al inquilino por la fuerza, desalojar los bienes del inquilino o cambiar las cerraduras de la propiedad.

El inquilino es responsable de mantener la propiedad en un estado razonable. Los detalles de dicha responsabilidad se establecen de común acuerdo en el contrato de alquiler. Si el contrato no establece quien será el responsable por el mantenimiento del inmueble entonces el inquilino deberá asumir esta responsabilidad. Al finalizar el período de alquiler, el inquilino debe entregar la propiedad en las mismas condiciones en que la recibió, salvo desgaste por uso razonable. Si la propiedad es entregada en buenas condiciones, el propietario debe regresar al inquilino el depósito de garantia dentro de un plazo de tiempo razonable.

Responsabilidades del propietario

Al celebrar un contrato de alquiler, el propietario debe entregar el inmueble al inquilino. Una vez que la propiedad es arrendada, el propietario tiene derecho a inspeccionar la propiedad sólo luego de dar aviso con 24 horas de anticipación, excepto en casos de emergencia. Es posible que el propietario no pueda ingresar al inmueble cuando lo desee.

Los inquilinos tienen derecho al uso y goce del inmueble sin la intromisión del propietario. Este derecho se viola si el propietario desaloja injustamente al inquilino de la propiedad. También se viola si un problema en el inmueble continuamente interfiere en la capacidad del inquilino de usar la propiedad y el propietario no soluciona el problema luego de que el inquilino da aviso al proprietario.

En los casos de locación residencial, el propietario es responsable de mantener la propiedad en un estado habitable. Los estándares de vivienda se especifican en las leyes estatales y en los códigos de vivienda municipales. Si el código de vivienda no es cumplido, el inquilino puede negarse a pagar el alquiler u obtener una indemnización por daños de parte del propietario. El propietario no puede desalojar o sancionar al inquilino por denunciar el incumplimiento del código de vivienda.

Duración del alquiler

La duración de un alquiler puede variar segun las disposiciones contractuales. Un contrato de alquiler puede acordarse por un período de tiempo específico, como una locación anual o mensual, o puede terminarse por cualquiera de las partes en cualquier momento. La locación extinguible se conoce como locación “por tiempo indeterminado”. Cuando el inquilino se niega a dejar la propiedad cuando se ha llegado al tiempo especificado, el alquiler se denomina “precario”. Cuando esto sucede, el inquilino sigue siendo responsable de pagar el alquiler hasta que sea desalojado o se llegue a un nuevo acuerdo de alquiler.

En el caso del alquiler "por tiempo indeterminado” se requiere un aviso oportuno, mientras que no se requiere aviso alguno para terminar una locación que tiene una fecha de finalización predeterminada. El Common Law (derecho consuetudinario) establece que el propietario o el inquilino deben dar aviso con un tiempo de anticipación equivalente al período de tiempo del alquiler. Esto significa que si un alquiler se paga mensualmente, entonces se requiere un aviso previo de un mes para terminar el contrato de locación.

 

Wex: Español