Medicamentos y dispositivos defectuosos

Muchos estadounidenses confían en medicamentos fabricados por grandes compañías farmacéuticas para su salud y bienestar. A veces, las compañías farmacéuticas conocen los efectos secundarios dañinos de los medicamentos que producen pero no le advierten al público al respecto. La Administración Federal de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) regula la producción y venta de los medicamentos, pero sólo suele tomar medidas para retirar un medicamento del mercado luego de que se descubren sus efectos peligrosos. Esto puede dar lugar a que se produzca una lesión o la muerte antes de que se retire el medicamento del mercado.

Generalmente, se piensa que la FDA lleva a cabo todas las pruebas de los medicamentos, pero éste no siempre es el caso. A veces, son los laboratorios financiados por los fabricantes de medicamentos los que realizan las pruebas. Esto, junto con la incapacidad de determinar los efectos secundarios del medicamento a largo plazo, puede tener consecuencias desastrosas.

 

Wex: Español