Pensiones

Después del retiro, los trabajadores pueden continuar recibiendo compensación en dinero de su empleador por medio de una pensión. Los dos tipos principales de pensiones son el plan de beneficio definido y el plan de contribución definida.

En un plan de beneficio definido, el beneficio que recibe el empleado normalmente se basa en el tiempo de empleo y en el monto del salario. Los empleados no tienen una cuenta propia, porque el dinero se administra a través de un fideicomiso creado por el empleador. En un plan de contribución definida, el empleador realiza depósitos regulares en una cuenta que se abre especialmente para el empleado. El empleado no tiene la garantía de recibir un monto fijo durante su retiro, sólo el monto que esté en su cuenta.

Las pensiones están reguladas por leyes federales. En respuesta a la administración incorrecta de los fondos de planes de beneficio definido, el Congreso aprobó la Ley de Seguridad de los Ingresos de Jubilación de los Empleados (Employee Retirement Income Security Act). Todos los empleadores que realizan actividades de comercio interestatal y brindan planes de beneficio definido deben cumplir con las pautas de esta ley. La ley no se aplica a los planes de contribución definida.

Según esta la ley, los empleadores deben:

  • Brindar al Departamento de Trabajo de los Estados Unidos (U.S. Department of Labor o DOL, por sus siglas en inglés) y a sus empleados descripciones detalladas de los beneficios que recibirán.
  • Conceder a los empleados un porcentaje de los beneficios de jubilación después de haber trabajado una determinada cantidad de años o de haber alcanzado una determinada edad.
  • Proporcionar los fondos adecuados para el plan de pensión.

La ley estipula qué los empleados deben recibir una pensión. También exige que el plan de pensión brinde beneficios a los familiares sobrevivientes después de la muerte del empleado. Además, la ley creó la Corporación de Garantía de Beneficios de Pensión (pensión Benefit Guaranty Corporation) para asegurar los planes de beneficio definido. Los empleadores deben pagar primas para que este seguro cubra sus planes. Son muchas las leyes que regulan la terminación de los planes.

Para motivar a los empleadores a brindar planes de pensión que cumplan con las pautas establecidas en el ámbito federal, tales como la Ley de Seguridad de los Ingresos de Jubilación de los Empleados, el Congreso aprobó una serie de reducciones de impuestos para los empleadores que las respeten. El Título 26 del Código de Impuestos Internos (Internal Revenue Code o IRC, por sus siglas en inglés) establece los requisitos que los empleadores necesitan para recibir tratamiento impositivo especial.

 

Wex: Español