Solicitud de una visa

Read in English

Si alguien desea ingresar a los Estados Unidos debe presentar una visa válida en la inspección que se realiza en el control de frontera estadounidense o en el puerto de entrada, como por ejemplo un aeropuerto. Para obtener la visa, la persona debe solicitarla en el Consulado de los Estados Unidos, generalmente en el país de su ciudadanía. Se presenta la solicitud para consideración y un funcionario consular entrevista a la persona. Si se aprueba la solicitud, la visa se coloca en el pasaporte del solicitante.

Cada consulado de los Estados Unidos tiene diferentes procedimientos para la solicitud de visas. Los formularios son los mismos en todos los consulados; las diferencias radican en cómo se deben presentar los formularios para su consideración. Además, todas las solicitudes de visa requieren una entrevista personal. No obstante, cada consulado tiene sus propios procedimientos para concertar la entrevista. Antes de presentar una solicitud de visa, visite la página Web del consulado para confirmar sus procedimientos.

Las visas se emiten por categorías. Por ejemplo, la visa que permite negocios temporarios o viajes de placer a los Estados Unidos se clasifica como una visa B1 o B2. Esta visa no puede utilizarse para ingresar al país como estudiante universitario F-1 o como un trabajador profesional H-1B.

La fecha de vencimiento que figura en la visa limita solamente la cantidad de tiempo durante el cual la persona puede solicitar el ingreso a los Estados Unidos. A una persona que posee una visa B-1, generalmente se le otorgará una visa por 10 años, pero no puede permanecer en los Estados Unidos durante 10 años, sólo puede solicitar el ingreso a los Estados Unidos con esa visa durante 10 años. La cantidad de tiempo que se le permitirá permanecer en los Estados Unidos a una persona con visa durante una visita específica la determina un funcionario en el control de frontera. El plazo que este funcionario otorgue puede variar según el tipo de visa que tenga el visitante. Por ejemplo, se suele permitir a los turistas quedarse en el país durante un periodo de hasta seis meses.

Estatus en los Estados Unidos

La autorización de una persona para permanecer en los Estados Unidos con un fin específico se conoce como el "estatus". Por ejemplo, a una persona que ingresa a los Estados Unidos con una visa B-2 (designada para turismo y placer) se le otorga una condición para ese fin. Con esa condición, la persona no está autorizada para trabajar. Pero si fuera elegible y le ofrecieran un empleo, podría intentar obtener un cambio de estatus a una categoría con autorización de empleo sin tener que irse del país y obtener una nueva visa en esa categoría.

Si el mismo visitante con la visa B-2 solicita un cambio de condición a la de trabajador profesional H-1B y dicho cambio se le otorga, la persona puede comenzar a trabajar de inmediato para el empleador que lo patrocina. No obstante, si la persona que ha cambiado su estatus se va de los Estados Unidos para visitar su país de origen, deberá obtener la clasificación de visa H-1B en el Consulado de los Estados Unidos para poder volver a ingresar a los Estados Unidos y retomar su empleo.

Excepciones

Los Estados Unidos tienen acuerdos con varios países, entre ellos el Reino Unido, Francia, Japón y Australia, mediante los cuales se les permite a los ciudadanos de esos países ingresar a los Estados Unidos, ya sea por negocios o por placer, sin tener una visa. Todo lo que se necesita para ingresar es un pasaporte de un país aprobado.

Los ciudadanos de Canadá están exentos del requisito de la visa. Esto significa que para la mayoría de las categorías de visa, no se requiere el sello de una visa en el pasaporte.

 

Wex: Español